Banca Offshore

Vaya al Contenido

Menu Principal

Banca Offshore brinda asesoramiento y servicios para que usted, pueda acceder a una cuenta bancaria en los centros offshore financieros más importantes del mundo.

Las cuentas bancarias que se poseen fuera del país de residencia se las conoce como cuentas offshore.


Si bien el término "offshore" generalmente se percibe como un servicio de finanzas personales, únicamente accesible para los miembros más acaudalados de la sociedad, realmente significa mantener parte de las finanzas en un país que no sea aquél en el cual se reside.



Un aspecto central de las actividades financieras en el exterior son los servicios bancarios debido a que son el eje y el instrumento habitual de funcionamiento del sistema offshore, ya que cualquier actuación que se emprenda pasa inevitablemente por la apertura de una cuenta.

Abrir cuentas bancarias en el exterior y depositar fondos en ellas es perfectamente legal y frecuentemente necesario para muchas profesiones y empresas. Es obligatoria su declaración a Hacienda como también lo es satisfacer los impuestos correspondientes. Su utilización para evadir impuestos es perseguible en nuestro país, aunque el banco extranjero no esté especialmente preocupado por esa cuestión.

Documentación y formularios de apertura. Medidas contra el blanqueo de dinero. Aplicación de las normas antiblanqueo: Actuaciones del profesional. Comprobación de la Identidad. Factores a considerar en el Cliente. Cantidades para la apertura. -Uso de la cuenta: Ingresar fondos: Transferencias Electrónicas. Servicios de Transferencia de Moneda. Retirar fondos. Seguridad y protección. Riesgos del uso de las cuentas de corresponsalía. -Tarifas: Cuentas corrientes. Gestión de patrimonios. -Inversiones offshore: Fondos de inversión. Seguros de prima anual y de prima única. Eurobonos. Depósitos fiduciarios.

Para abrir cuentas en el exterior y para otras muchas actividades offshore puede utilizarse un asesor o intermediario financiero (fiduciario, "trustee", agente de formación de compañías). En el caso de la apertura de cuentas, en muchos países exigen revelar quién es el beneficiario final, norma que se está generalizando en las jurisdicciones serias. El precio que cuesta que un fiduciario o una agente de formación de compañías abra una cuenta, puede superar los 500 euros.

Si la inversión es a largo plazo, antes de abrir la cuenta hay que pensar en todas las contingencias: preguntarse y preguntar qué ocurrirá con los depósitos en caso de fallecimiento, trámites de herencia, cambio de domicilio o modificación de leyes fiscales o bancarias. Como medida de seguridad debe dejarse a alguien de confianza (que puede ser el banquero local o un abogado) un sobre sellado con instrucciones sobre la cuenta offshore y quién la heredará, se entiende la familia o quien el cliente quiera y no el propio banco offshore.

Las ventajas de abrir una cuenta en Banca Ofshore son:

*La confidencialidad, es decir, hacer levantamiento o bloqueo de cuentas es imposible, porque estos bancos no lo permitirán o simplemente no.
* La tasa de Interés de paga por los ahorros, son altas, porque no están obligados pagar impuestos excepto una cuota fiscal de $300.
*Fácil acceso a la Oficina Virtual y dsiponibilidad de manejo de capital, sin pasar por los trámites burocraticos.
*Refugio del capital especialemente para personas cuyo pais, sufre constantes disturbios polticos y economicos.
* Manejo e intercambio de las principales divisas del mundo.
* Transacción rápìda para depositos, inversiones y negocios.
*Asistencia financiera - las empresas extranjeras no suelen ser prohibido proporcionar "asistencia fiannciera "para la adquisición de sus propias acciones, lo que evita la necesidad de "blanquear" los procedimientos en ciertas transacciones financieras.
*Los costos de operación son minimas, y demás se puede hacaer uso de la tarjeta mastercard para realizar retiros.


si desea contratar con una entidad offshore, debe asegurarse primero si realmente se trata de un banco. Esto es relativamente sencillo. Basta con visitar la página Web del Banco Central del país donde está situado el supuesto banco o en su defecto con el organismo regulador que se encargue de supervisar a las entidades offshore. En la mayoría de los casos estarán publicados los datos de los bancos licenciados en la propia Web del Banco Central. De lo contrario, puede enviarles un correo electrónico para realizar la consulta. A veces esto ni siquiera es necesario, ya que si el “banco” no pubilicita datos de contacto o información sobre su jurisdicción de constitución o encuentra cientos de entradas sobre la entidad en forma de “spam” en todo tipo de páginas o foros, puede dar por seguro que no se trata de una entidad seria y adecuadamente regulada. Los bancos licenciados tienen una imagen que mantener y obviamente un banco respetable no recurrirá a estas prácticas y menos aún le animará a que comenta fraude fiscal.


Utilizando el sentido común y realizando una mínima investigación resulta sencillo determinar si nos encontramos ante una entidad de banca offshore regulada o no.

 
La información contenida en esta Web, no sustituye el consejo legal calificado por un especialista en el tema. Nosotros no somos un banco, por lo cual no nos hacemos responsables por alguna perdida, directa, ocasional o incidental por el acceso a esta Web. Lea nuestro Terminos y Condiciones / Disclaimer Google, como proveedor de terceros, utiliza cookies para publicar anuncios en su sitio. El uso de la cookie de DART permite a Google y a sus socios publicar anuncios basados en las visitas que los usuarios realizan en sus sitios o en otros sitios de Internet. Los usuarios pueden inhabilitar el uso de la cookie de DART accediendo a la política de privacidad de la red de contenido y de los anuncios Google.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal